El Bloque Fuerza de la Gente presentó un proyecto de Reforma Electoral Municipal. El mismo contempla la inclusión de las PASO, la regulación de financiamiento y uso del dinero en las campañas políticas, y la incorporación en el padrón de los jóvenes mayores de 16 años.

El proyecto presentado por Fuerza de la Gente apunta a reformar seis aspectos del Código Electoral para garantizar la transparencia de los comicios en la ciudad de Córdoba. En primer lugar, las elecciones municipales también tendrían una instancia de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), manteniendo la boleta única pero integrando los nuevos usos de que la tecnología permite a la hora de votar.

La regulación de recursos monetarios para las campañas electores  es otro de los puntos que contempla el proyecto, que propone la prohibición de actos inaugurales para el gobierno de turno hasta 35 días antes de los comicios. Al respecto, María Victoria Flores, Presidente del Bloque explicó: “Existe un uso abusivo desde el oficialismo frente a los partidos opositores que, lógicamente, se mantienen en desventaja. Mestre ha destinado 62 millones de pesos para su reelección en la Intendencia de Córdoba. Si los vecinos van a pagarle la campaña electoral a un sólo candidato, ¿por qué no se puede crear un fondo de distribución para el financiamiento equitativo de las campañas electorales de todos los partidos políticos?”.

Para evitar tal situación, el Bloque Fuerza de la Gente presentó un sistema de financiamiento de partidos mediante una unidad económica electoral que extraiga $2.40 a cada ciudadano elector con salario mínimo vital y móvil en concepto de campaña y publicidad tanto para elecciones PASO como Generales. “Los impuestos municipales provienen de la plata de todos los cordobeses y todos tienen derecho a informarse y elegir sobre sus gobernantes”, manifestó Flores.

Por último, una importante inclusión a la Carta Orgánica Electoral será la posibilidad de empadronar a la población joven mayor de 16 años para que pueda hacer uso del derecho cívico de carácter no obligatorio.