Desde la Comisión por la Cuenca del Río Anisacate y Valle de Paravachasca se presentó una adhesión en rechazo a la Ley 9814.

La Comisión por la Cuenca del Río Anisacate conformada por vecinos y vecinas autoconvocados de las comunas Anisacate, Valle de Anisacate, Dique Chico, Villa La Bolsa, Villa Los Aromos, La Paisanita, La Rancherita y Alta Gracia expresaron la negativa ante las modificaciones que se pretenden realizar a la actual Ley de Bosques en detrimento de la conservación de las zonas rojas del bosque nativo. 

Según la Comisión, la aprobación de dicha ley acrecienta los riesgos de inundaciones, sequías e incendios. Además, se está fomentando a un grave deterioro en la calidad del agua y del aire en zonas rurales y urbanas. 

Sin embargo, uno de los peligros más inminentes es el peligro que correrá al producción campesina y la entrega del bosque autóctono a grandes emprendimientos sojeros, ganaderos e inmobiliario, quienes quieren continuar con el desmonte indiscriminado que se viene llevando a cabo desde hace más de quince años en la Provincia de Córdoba.

Ayer durante el mediodía, desde el Boletín Oficial de la Legislatura, se publicó que la audiencia pública donde se discutirá la nueva Ley de Ordenamiento Territorial será este próximo jueves 22 de diciembre en Villa de María del Río Seco, extremo norte de Córdoba a 40 kilómetros de la frontera con la Provincia de Santiago del Estero.

El grupo de vecinos y vecinas autoconvocados solicita una convocatoria a toda la ciudadanía cordobesa para que, conjuntamente, se formule una nueva Ley de Bosques que incluya una verdadera participación de todos los sectores de la sociedad. A su vez, se exige un ordenamiento territorial y de desarrollo urbano participativo, donde se puedan escuchar todas las voces disidentes: “Queremos un territorio en donde podamos acceder a nuestros bienes naturales y en donde no haya alambres que nos impidan recorrerlo”.