Trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria realizaron una masiva manifestación en repudio al recorte presupuestario que sufrirán a partir de 2017. Acompañaron la causa el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación y el CONICET.

El martes al mediodía en la Plaza San Martín de la Capital cordobesa, los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) llevaron a cabo una asamblea gremial por la reducción presupuestaria que sufrirán a partir del año próximo.

Aníbal Verga, integrante del Centro de Investigaciones del INTA Región Córdoba, explicó el Proyecto de Ley que se está tratando en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación que avala un achique presupuestario al INTA y un ataque directo a la partida salarial.

La reducción de financiamiento estatal hacia la Tecnología Agropecuaria se prevé en $1140 millones que corresponden al 7% del total del presupuesto actual. A su vez, se reclama por un faltante del 4% del monto total de la masa salarial que no ha sido actualizada en relación a la inflación galopante de 2016. El recorte del presupuesto inhabilitará, en gran parte, el accionar del INTA, ya que se destinará 82% del capital para pagar sueldos, imposibilitando ciertas actividades institucionales que serán interrumpidas.

“Esto significa una gran pérdida de muchos años de trabajo en comparación al supuesto ahorro que el Estado pretende hacer. Por eso, en esta movilización, buscamos no sólo reclamar ante el recorte que está llevando a cabo la Nación sino visibilizar nuestra labor a los ojos de la sociedad y mostrar cuánto ha beneficiado a la población argentina el desarrollo de nuestro trabajo en estos últimos años”, expresó el integrante del INTA.