Andrea Bocco, integrante del Programa de Apoyo a Bibliotecas Populares de la Universidad Nacional de Córdoba y organizadora del evento conmemorativo al Día de la Biblioteca, comentó la esencialidad de la Biblioteca Popular en la promoción socio-cultural de la lectura e invitó a participar del evento que se desarrollará hoy viernes en el Predio de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

En homenaje al Día Nacional de la Biblioteca, decidimos hacer un reconocimiento particular a la labor cotidiano de todas las Bibliotecas Populares de Córdoba.

Las bibliotecas populares son espacios sociales fundados, organizados y administrados por vecinos de diferentes barrios. No se trata sólo de armar bibliotecas al fiel estilo escolar y tradicional, conformadas por pilas y pilas de libros que pueden ser consultados y alquilados. Las bibliotecas populares son centros culturales para el desarrollo de producciones y creaciones artísticas, literarias y de todo tipo.

Dentro de la Ciudad y en toda la Provincia de Córdoba, existen una multiplicidad de bibliotecas populares esparcidas por distintos barrios que, día a día, ayudan a fomentar y fortalecer lugares de democratización e inclusión de la cultura y de la educación. 

Durante el año 2016, desde el Programa de Apoyo a Bibliotecas Populares de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Faculta de Filosofía y Humanidades, se logró trabajar con 20 bibliotecas populares a través del Bibliomóvil, una especia de biblioteca ambulante de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) y que comparten con otras dos bibliotecas populares de la Ciudad de Córdoba: la María Saleme, ubicada en el Centro y la Hugo Wast de Barrio Talleres.

Ante la consulta sobre el movimiento y la constancia de las bibliotecas institucionales y populares con el aluvión tecnológico, Andrea manifestó que la tecnología no debe ser vista como un enemigo que conspira contra la lectura, ya que desde Internet y desde las redes sociales se ha incrementado el acceso a bibliotecas digitales en todo el mundo. “Si bien el contacto con el libro versión papel puede haber disminuido, el libro nunca ha sido un objeto de gran circulación a lo largo de la historia”.

Además, agregó: “Cuando salimos por los barrios y plazas, abrimos el Bibliomóvil y desplegamos los materiales, familias enteras con niños y jóvenes se acercan a mirar los libros, leerlos y conversar sobre ellos. Hay un interés siempre vivo por poder contactarse con las historias, con lo que nos entretiene, identifica y emociona”.

Desde el Programa de Apoyo a Bibliotecas Populares, se ha hecho un balance en relación a estos últimos 12 años como un período de grandes políticas de Estado concretas en favor de la entrega de libros de calidad en cuanto a diseño y contenido. “El Bibliomóvil ha sido equipada con libros nuevos de hermoso encuadernado que también han sido entregados por la CONABIP a todas las bibliotecas populares del país. Esperamos que esta apuesta a la cultura y a la educación pueda continuar en la actual gestión nacional”.

A las 16 hs en la nueva Plaza Seca frente al Pabellón España de Ciudad Universitaria, se festejará el Día de la Biblioteca. La invitación está abierta a todo el público que desee compartir una mateada para conversar y leer, celebrando junto a todas las bibliotecas populares el trabajo en conjunto y para homenajearlas en su día, valorando el trabajo que realizan en cada uno de los barrios y sus aportes a la educación, la cultura nacional y a la construcción de la identidad local.