Desde el muro de facebook “5 puntos tumberos”, se pone de manifiesto la realidad de distintos internos e internas de las cárceles Argentinas, y opiniones de quienes conocen a fondo la cárcel, a continuación una breve reflexión, que responde a la pregunta: ¿existe la puerta giratoria para el delincuente?

 

Si. Existe. Pero no para el común de los presos. Existe para quien tiene el poder adquisitivo como para poder comprar ese privilegio, el delincuente de guantes blancos, el de clase social alta, es el único que puede llegar a tener la suerte de ni siquiera pisar una cárcel en su vida, al tener el dinero, los abogados o los contactos que puedan llegar a tener para hacerlos “safar” de las rejas sin importar si se recuperó o no de su error mientras tenga la plata y los contactos quedara limpito como si nunca hubiese hecho nada.

Ahora para el resto de la población carcelaria, en su mayoría, pobre e indigente también existe una puerta giratoria. Pero no para salir sino para volver a entrar, al no tener, por ley derecho alguno a reinsertarse dignamente a la sociedad por diez añosmás aparte de la condena ya cumplida en su totalidad.

El estado se asegura por ley su regreso a prisión. Al no poder trabajar en relación de dependencia, ni tampoco podemos trabajar por nuestros propios medios como tampoco podemos ser parte de cooperativas de trabajo por tener antecedentes, por ese ridículo tiempo en esta falsa libertad.

 

Fuente: Palabras de internos: Facebook 5 puntos tumberos