Se publicó hoy en el Boletín Oficial la reglamentación de la Ley de Emergencia Social aprobada a fines del año pasado. Se prorroga la existencia de esta ley hasta el 31 de diciembre de 2019.

La normativa busca paliar el creciente estado de vulnerabilidad que existe en sectores populares y en trabajadores de la economía popular.

Dicha acción se produce a horas de que la Universidad Católica diera a conocer alarmantes cifras en torno al aumento de la pobreza en Argentina.

La Ley de Emergencia Social contempla que durante la vigencia de la Emergencia se incrementen un 15% mensual los valores vigentes de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo para Protección Social.