El Gobierno Nacional presentó una nueva línea de créditos del Plan PROCREAR que  llegaría a unas 25 mil familias durante este año. Será financiado por el Tesoro y con el aporte de fondos de organismos internacionales.

Al igual que las primeras líneas, impulsadas por la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, los nuevos préstamos serán destinados para la construcción, terminación y refacción de viviendas, y la adquisición de las viviendas construidas a través de desarrollos urbanísticos con planes PROCREAR.


De acuerdo a lo confirmado por fuentes de la Jefatura de Gabinete, se acotaría la gama de beneficiarios con el “objetivo de llegar a los sectores medio-bajo y bajo”. Para poder acceder al crédito es necesario contar con dos ingresos netos de 2 o 4 salarios mínimos, vitales y móviles de: $13.620 a $27.240; desde septiembre, entre $15.120 y $30.240.

Resta conocer si la nueva línea de créditos para viviendas dará alguna respuesta a aquellos beneficiarios de los primeros préstamos que no pudieron finalizar sus viviendas y reclaman ampliar los beneficios para poder realizarlo.