En diálogo directo con La Ranchada, Gustavo Pedrocca, Secretario General del Sindicato Único de Vigilancia y Seguridad Comercial, Industrial e Investigaciones Privadas de Córdoba, comentó sobre las asambleas que se están realizando ante la alerta por amenaza de despidos a trabajadores.

A comienzos de año, S.U.V.I.C.O había logrado un incremento salarial del 46.5% pero una de las empresas privadas de seguridad y vigilancia más importantes del mundo, Securitas Argentina S.A. no cumplió con el acuerdo. Ante la evasiva, se está están desarrollando protestas y asambleas en Holcim, ex Cementera Minetti, haciendo extensiva la medida de fuerza al resto de las empresas privadas hasta fin de mes.

Securitas Argentina S.A., en respuesta al accionar de los trabajadores, amenaza con despedir a 12 trabajadores: “Esto hace que redoblemos las fuerzas en acciones contundentes porque el Gobierno sólo se pone del lado de las empresas privadas. La impunidad con la que se manejan las empresas se ve facilitada por las políticas actuales que les dejan hacer y deshacer a su antojo porque hay grandes acuerdos entre el Gobierno y las empresas, las cuales hasta han financiado campañas electorales”, declaró Pedrocca.

“No podemos tener ni un sólo trabajador sin trabajo, tenemos que acompañarnos entre nosotros y aunar fuerzas porque es la única herramienta válida que tenemos para protestar”, afirmó el Secretario General y explicó que un trabajador sin vínculo laboral no puede darle medicamentos a sus hijos, pierde la cobertura de la obra social y su familia corre riesgo de quedarse sin un techo para vivir.

En respuesta a la consulta sobre la discriminación que sufren los trabajadores del interior ante el unitarismo en la toma de decisiones del Sindicato, Pedrocca contestó: “Nadie nos da una respuesta. Es una verguenza que la segunda delegación más importante del país no tenga representantes que puedan darnos una respuesta. Hay que viajar a Buenos Aires y nosotros no podemos estar paseando para buscar una consideración laboral”.

Actualmente, el Gremio cuenta con 10.000 trabajadores, de los cuales no todos están afiliados. “Los funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación tienen la obligación de ratificar nuestros pedidos y evitar cualquier tipo de conflictos para que los trabajadores podamos estabilizarnos”, expresó el vocero de S.U.V.I.C.O.

“Ahora, las malas condiciones para negociar se sienten más a comparación de la gestión anterior. Antes había más comunicación entre los delegados federales y hoy estamos en constante lucha por las paritarias y por actividades que necesitamos cubrir”, se despidió Pedrocca.