Operarios de la refinería Oil marcharon ayer en defensa de su continuidad laboral. La planta está ubicada en la localidad santafesina de San Lorenzo, en el cordón industrial del Paraná.

La empresa señalo que es la falta de combustible crudo lo que paraliza la producción y hace peligrar las fuentes de empleo. La  cifra de despidos que ronda actualmente entre los trabajadores es de 260 cargos menos, pero  que podrían elevarse a 600 puestos menos si  se cuentan todas las actividades tercerizadas que hay detrás.

En declaraciones a FM Poriajhu, Héctor Brizuela, representante gremial,  dijo: “visibilizar el problema que hoy atraviesa la refinería, que se vino agravando y hoy estamos con la unidad de producción parada sin stock de materia primas, y sin stock de producto en nuestros tanques”.

Entrevista aqui abajo:

 

fuente: agencia FARCO