Hoy comenzó en Tribunales Federales el alegato de la causa Díaz que investiga el secuestro y desaparición de Daniel Orozco y Silvina Parodi, yerno e hija de Sonia Torres respectivamente.

Esta audiencia forma parte de la Megacausa La Perla y contó con la inédita presencia del gobernador Juan Schiaretti, su esposa Alejandra Vigo y el ministro de Justicia y DDHH, Luis Angulo.

La decisión sorprendió a propios y a extraños pero va en concordancia con lo anunciado por el gobernador en sus distintos discursos en donde reforzó una y otra vez su compromiso en materia de Derechos Humanos.

 

“Uno se emociona y llora porque en aquella época, nosotros a los compañeros que masacraron, no los podíamos llorar para afuera, porque el llorar podía significar que nosotros también engrosáramos la lista de desaparecidos. Por eso, aflora ahora. Me parece muy importante que el horror que simbolizó La Perla pueda ser juzgado por la justicia de la democracia, dándole a todos estos asesinos la oportunidad que ellos no le dieron a nuestros compañeros” dijo un visiblemente conmocionado Schiaretti.

Daniel Orozco y Silvina Parodi fueron secuestrados el 26 de marzo de 1976 y trasladados a “La Perla”. Parodi al momento de ser capturada estaba embarazada de 6 meses. La búsqueda de la nieta es una tarea incesante por parte de Sonia Torres y además es parte de la investigación de este juicio.