Centenares de testigos aseguran que el joven fue brutalmente reprimido y posteriormente detenido por Gendarmería Nacional en el momento que se realizaba una protesta del pueblo Mapuche en la provincia de Chubut.  La Justicia dice “no contar con pruebas” de la participación de las fuerzas de seguridad.

Santiago Maldonado de 27 años, fue visto por última vez el pasado día martes cuando era reprimido y posteriormente subido a una camioneta blanca de Gendarmería según aseguran testigos que presenciaron el hecho. Los familiares de Maldonado responsabilizan al gobierno y exigen su aparición con vida.

En el día de ayer, el CELS (Centro de Estudios  Legales y Sociales) elevó un pedido al Comité contras las Desapariciones   Forzadas de las Naciones Unidas, reclamando “la acción urgente del Estado para buscarlo” y su aparición con vida.

Por su parte, la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich aseguró: “No hay indicios que haya estado en el lugar”. El Gobierno Nacional puso a disposición una recompensa de medio millón de pesos para quien pueda aportar datos fehacientes sobre el paradero de Maldonado.

La familia del joven desaparecido, adjudican una connivencia del Ejecutivo Nacional, las fuerzas de seguridad y el Poder Judicial. En el día de hoy, organizaciones de Derechos Humanos en conjunto con organizaciones sociales marcharán en distintos puntos del país bajo la consigna “aparición con vida de Santiago”.