El programa propone espacios de reflexión y prácticas sociales acordes a la perspectiva de DD. HH,hacia los miembros del Servicio Penitenciario y las personas privadas de la libertad.
Se firmó el convenio para la implementación del “Programa Provincial de Capacitación en Derechos Humanos en Contextos de Encierro” con las Universidades Nacionales de Córdoba, Villa María y Rio Cuarto, y la Universidad Católica de Córdoba.
La presentación del programa se llevó a cabo en el Foyer del Museo Emilio Caraffa. Frente a jueces y fiscales federales y provinciales, miembros de organizaciones de Derechos Humanos, el Jefe-Inspector del Servicio Penitenciario, y demás presentes, se firmó el convenio entre el Ministerio y las cuatro universidades participantes.
Las autoridades universitarias presentes fueron: el rector de la UNC, Dr. Hugo Juri, el rector de la Universidad Católica de Córdoba Dr. Alfonso José Gomez, y el vicerrector de la Universidad Nacional de Villa María Dr. Aldo Paredes. Agradecieron la invitación para participar de este proyecto y hablaron de las problemáticas carcelarias y de Derechos Humanos.Sobre esto, Aldo Paredes señala: “Los internos están privados de su libertad ambulatoria, nunca de la libertad de crear, de pensar, de soñar. Estimulemos la libertad de reconocerse personas”.

En qué consiste el Programa
Secretario de Organización y Gestión Penitenciaria del Ministerio, el Dr. Martin Farfán, presentó las acciones y ejes del nuevo programa.
Bajo el paradigma de “humanización de las cárceles”. Se busca “promover y fomentar en todos los agentes del Servicio Penitenciario, tanto agentes de seguridad como los profesionales y equipos técnicos, y a todos los internos que se encuentran privados de su libertad, los Derechos Humanos basados en el respeto a la vida y a la dignidad de las personas”.
El programa está previsto para ser desarrollado en tres etapas. Durante los años 2017, 2018, 2019. “La capacitación de cada cohorte del Servicio Penitenciario tendrá una duración de cuatro meses en encuentros quincenales. De los internos, en dictados semanales, también de cuatro meses de duración”, explica Farfán.
Las capacitaciones o talleres iniciarán de mayo a julio en Córdoba y Villa María, y desde septiembre a diciembre se llevarán a cabo en Villa María nuevamente y en Rio Cuarto.
En los distintos centros, se armarán dos cursos de veinte internos cada uno, llegando a un total de cuarenta personas en el primer cuatrimestre. Para el año que viene, está previsto que el programa se implemente en las cárceles de Cruz del Eje, Villa Dolores y San Francisco, alcanzando a un total de 2610 personas.

“Las cárceles no deben ser lugares de castigo, sino lugares de promoción de derechos”
El Dr. Luis Eugenio Angulo, Ministro de Justicia y Derechos Humanos,presentó el programa y presidió este convenio con las universidades. Al respecto en su discurso, reconoció que este programa se realiza “en pos del objetivo de humanización y de cumplir con la manda constitucional, de que las cárceles no deben ser lugares de castigo, sino que deben ser lugares de promoción de derechos para lograr la tan ansiada reinserción social”. Angulo entiende que “fortaleciendo el proceso educativo como eje central de la política penitenciaria, estamos evitando o disminuyendo la reincidencia delictiva, trabajando también por la seguridad de los cordobeses”.
Basándose en que el 60% de los privados de la libertad está en detención por delitos contra la propiedad, el Ministro considera que estos aspectos están relacionados con la exclusión social a causa de los altos índices de pobreza que ascienden a más del 30% en Argentina. De allí la “importancia de las oportunidades de educación y de trabajo que debebrindárseles a las personas privadas de su libertad”.
Luis Angulo concluye agradeciendo a la tarea del Servicio Penitenciario, en el “equilibrio entre lo que es la necesaria seguridad y la plena vigencia de los DDHH”.
El acto concluyó con la firma del convenio para la capacitación en Derechos Humanos en contextos de encierro.

Categorías