En un control vehicular de Carlos Paz, Franco de 18 años, fue alcanzado por una bala de un oficial en estado alcohólico

 El inicio del proceso esta previsto para este jueves donde se investigará el accionar de dos policías por la muerte del joven, quien recibió un disparo por la espalda de parte del oficial Rodrigo Velardo Busto con apenas 6 meses de antigüedad y sobre el que pesa la acusación de “homicidio agravado” la cual tiene una pena de cadena perpetua. El otro acusado es el oficial Jose Villagra, por “omisión de deberes de funcionario público”

La acusación dijo que el dia 22 de febrero de 2017 Amaya murió por el disparo de Busto, cuando se quedo sin frenos en la moto en que viajaba con su primo, con quien pensaba ir al recital de Ulises Bueno. Pero la investigación que realizó la fiscal Jorgelina Gomes se descubrió que ese disparo fue a cincuenta centímetros y por la espalda del joven, además de salir a la luz el elevado nivel de alcohol en sangre que tenia Busto en su cuerpo.

Carlos Nayi, abogado de la querella reflexionó que “no es un caso más de gatillo fácil” , sino “una ejecución a sangre fría”. El letrado consideró entre los argumentos “la ausencia de preparación, la existencia de una conducta temeraria y el agravante del exceso de alcohol en sangre”