El juez de la Cámara de Casación Penal Alejandro Slokar, afirmó hoy que “un sector conservador del país” guarda la “convicción de que la persona privada de libertad no es un sujeto de derechos sino un objeto que hay que recluir”, al referirse al fallo de la Sala II de Casación -que él integra- que hizo lugar a un recurso de hábeas corpus para garantizar a los presos los mismos derechos laborales que al resto de los trabajadores. “Lo que hicimos fue cumplir estrictamente lo que dice la ley”, enfatizó Slokar en declaraciones realizadas momentos antes de iniciar una jornada sobre “Trabajo en cárceles y derechos laborales” en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Para Slokar, “anida en un sector conservador del país aquella convicción de que la persona privada de libertad no es un sujeto de derechos sino un objeto que hay que recluir cuanto mas tiempo mejor”. En ese sentido, el juez, sostuvo que “no hubo buenas lecturas del fallo creo que aquellos que se refugiaron en criticas de carácter ideológico desconocen aquello que dice la ley” y agregó que “fueron operaciones mediáticas irresponsables ya que ni leyeron los argumentos”.

En ese sentido, Slokar basado en que “ya existen experiencias laborales en cárceles” dijo que lo que se hace es “tratar de operar sobre la realidad para transformarla en algo eficaz” y agregó que “hoy cuatro de cada diez presos tienen trabajo remunerado en la Argentina y que apenas dos de esos cuatro pueden llegar a tenerlo con el alcance que fija la ley” y concluyó “entonces estamos a años luz de poder llevar adelante la realización de justicia”.

A su vez, la flamante presidenta del Consejo de la Magistratura Gabriela Vázquez, quien también participó del panel consideró que “la Constitución nacional en el artículo 18 dice que las cárceles no son para el castigo sino para resocialización de las personas que han recibido una sanción punitiva” y agregó “si bien es cierto que uno no puede asimilarlo a un contrato de trabajo común porque en este caso es obligatorio, tienen que recibir los mismos derechos económicos y sociales que otro trabajador” En ese sentido, Vázquez señaló que las personas privadas de libertad son un grupo “doblemente vulnerado” ya que “en la cárcel el lugar del empleador se intensifica”. Quien también se refirió al tema fue el subsecretario de relaciones laborales del Ministerio de Trabajo, Alvaro Ruíz, al sostener que “quien pierde su libertad no se convierte en un paria sin derechos” y agregó que “esas personas deben cumplir su condena pero hay que generar las condiciones para que se reinserten en la sociedad” y dijo que la ley incluye “un capítulo específico para la capacitación y formación en oficios”.

Del panel también formaron parte Elsa Porta, ex jueza de la Cámara de Apelaciones Nacional del Trabajo y docente universitaria; Héctor García, abogado, docente universitario y asesor sindical y la coordinación estuvo a cargo del docente e investigador Mario Gambacorta.

Fuente: Agencia Telam