Una docente del Centro de Educación Complementaria (CEC) N° 801 de Moreno,Corina Debonis, fue secuestrada y torturada luego de participar de una jornada de ollas populares, que la comunidad educativa venía realizando para reemplazar a los comedores escolares que no están funcionando. “Son ollas donde cocinas los auxiliares, los docentes y los padres para darle de comer a los chicos y a la comunidad”, explicó el secretario general del SutebaRoberto Baradel, en conferencia de prensa.

La muerte de Sandra y Rubén, docente y auxiliar de otra escuela de la localidad de Moreno en medio de una explosión, evidenció el estado de abandono y la desidia de las instituciones educativas por parte del Estado provincial, que los maestros y maestras vienen denunciando desde hace dos años. A raíz de eso, en Moreno casi la totalidad de las escuelas están sin clases desde hace más de un mes, y en la provincia hay cerca de 800 escuelas en la misma situación.

Hace unas semanas, los docentes del CEC N° 801 habían advertido sobre las amenazas. La primera fueron carteles que decían ‘basta de hacer política, den clases’. Como las ollas continuaron, la segunda amenaza no tardó en llegar, y los maestros recibieron carteles que rezaban ‘la próxima olla es en Güemes y Roldán’,haciendo referencia a la dirección del cementerio.

“Encima que la comunidad educativa tiene que soportar una situación como la que están soportando en Moreno, tiene que soportar este tipo de amenazas e intimidaciones”, señaló Baradel.  – FARCO