En medio de tarifazos, inflación, rebajas salariales, recortes a jubilados y eliminación de programas sociales, el presidente Mauricio Macri informó que la pobreza bajó de 28,6 a 15,7, y que la indigencia pasó de 6,2 % a 4,8%.

Desde que tenemos estadísticas confiables, hay 2.700.000 personas que lograron salir de la pobreza y cerca de 610 mil que dejaron de vivir en la indigencia”, agregó.

El mandatario también arrojó otros datos: “Creció el empleo registrado, la actividad económica, la industria, la construcción de la mano de los créditos hipotecarios, y obra pública”. “Estamos en el séptimo trimestre consecutivo de crecimiento”, aseguró Macri en su discurso.

Sin embargo, el economista Andrés Asiaín, director del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz advirtió que: “era esperable que baje la pobreza porque la medición corresponde a finales de 2017, la encuesta se termina de hacer en noviembre, el mes de más baja inflación del año pasado en la canasta básica, cuando después se disparó los cuatro meses consecutivos. La baja de la pobreza tiene que ver con el momento electoral, la inflación en descenso, porque estaba el dólar y las tarifas planchadas y habían dado los créditos Argenta a los que cobraban asignación o jubilación. Con la disparada de la canasta básica los cuatro meses siguientes, seguramente la pobreza aumente en el primer semestre del 2018”, explicó.

En el mismo sentido, Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie, sostuvo que “los anuncios del gobierno están lejos de dar cuenta de una mejora concreta en la situación social, por dos motivos. En primer lugar, son datos del segundo semestre que con las medidas que se tomaron posteriormente, esa tendencia a la baja sufre un golpe muy duro. En segundo lugar, porque hay una tendencia en nuestro país en donde baja la pobreza en años electoral, porque los gobiernos expande el gasto social”.

 

fuente: agencia FARCO