Este fin  de semana las estaciones de servicio terminaron de aplicar el aumento en los combustibles que acumula un 19% en lo que va del año. En el caso del GNC este aumento llegó al 50% y ha irritado a los trabajadores del volante.

Victor Taborda, Secretario General del gremio de resmises, habló con La Ranchada y dijo que “nunca hubo semejante aumento. Siempre fue progresivo y por centavos, ahora se fue 4 pesos arriba”.

Consultado sobre posibles medidas compensatorias para enfrentar el aumento, Taborda dijo que serán cautelosos  ya que si trasladan el aumento a las tarifas pueden perder pasajeros. Al tiempo que reconoció que en Córdoba hay una gran desproporción con el transporte ilegal, y que éste absorbería los viajes. En este sentido, sostuvo: “Si pudiéramos recuperar un 30 o 50% de los viajes que tienen los ilegales, podríamos paliar un poco más la situación” y adelantó que pedirán al Municipio más control sobre el transporte ilegal.

Además, el Secretario del gremio remarcó la pérdida del poder adquisitivo  que sufrirán tanto los dueños de los vehículos como sus trabajadores: “Esto es más grave que lo que le hicieron a los jubilados que de un día para el otro le recortaron un 10% o le prorrogaron los aumentos por 6 meses. Acá se metieron con la recaudación diaria, porque el remisero y el taxista viven de la recaudación diaria, y de un momento a otro se la redujo en un 50%”.

Taborda subrayó que no sólo aumentó el gas, sino también los seguros de los autos y monotributo, con lo cual advirtió una inminente suba de la tarifa: “está todo por las nubes, no es que no queremos que se reacomoden los salarios”. E insistió que será desastroso para los trabajadores del volate con un recorte del 50% más el porcentaje que deben pagarle al chofer.