El Gobierno Nacional estableció un tope del 400% en el aumento. Quienes hayan abonado la factura con un sobreprecio tendrán crédito a su favor.

La medida es retroactiva al mes de abril y la comparación debe realizarse de forma interanual en el total a pagar y no en el consumo variable. Por eso habrá casos en los que la suba sea menos al 400%, pero nunca será superior. A excepción de los comercios para quienes la suba está prevista en un 500%.

Frente a este nuevo giro en el precio de las tarifas, el Ministro de Justicia Germán Garavano, indicó que habrá que esperar una nueva facturación. Mientras que quienes ya abonaron la factura con un valor superior al 400% tendrán “crédito su favor”, según declaraciones del Ministro de Energía, Juan José Aranguren.