Silvia Ibarlucea, Delegada de ATE y trabajadora del Instituto Provincial de Alcoholismo y Drogadicción, le comentó a La Ranchada sobre las asambleas que se están llevando a cabo en el Centro de Rehabilitación Socio-Laboral, en la Casa del Joven y en el Hospital Neuropsiquiátrico de la Manzana de Salud Mental.

El proceso de asambleas y movilizaciones tuvo comienzo el año pasado y continúa hasta el día de hoy. Sin embargo, el eje puntual de focalización de la protesta ha ido cambiado a lo largo de los meses. Antes se reclamaba por la infraestructura y la condición salarial, mientras que ahora se solicitan medidas concretas ante el deterioro y vaciamiento de las instituciones de salud en general.

“Actualmente, falta medicación indispensable para los tratamientos, el personal del Área de Salud Mental se encuentra en condición de precarización, no hay profesionales en planta permanente, el servicio prejudicial no cuenta con móvil de traslado, no hay equipo interdisciplinario, se perciben sobrecargas en las guardias con sólo un médico psiquiatra para atender a todo el público y la Sala de Cuidados Intensivos está despoblada”, relató la delegada de ATE.

A su vez, persisten los reclamos al Gobierno Provincial por ignorar la obligatoriedad en el cumplimiento de la Ley Nacional de Salud Mental que propone soluciones alternativas a la internación“El Gobierno de Macri impone un ajuste a las provincias y Schiaretti lo cumple a rajatabla. Además, se ha intensificado la invisibilización de la Salud Mental por parte de la opinión pública y los gobernantes”, expuso Silvia y agregó: “Esto implica un sufrimiento cotidiano para la población y para los trabajadores y eso no le importa al Ministro de Salud que sólo hace caso a lo que sale por televisión, lo que escandaliza o puede dejarlo mal parado”.

Ante esta grave situación, los trabajadores del Área de Salud Mental están pidiendo respuestas ante la protesta por más recursos humanos, creación de más instituciones de Salud Mental y reapertura de paritarias para actualizar el salario desfasado.