Los trabajadores del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), nucleados en el gremio ATE, enviaron una carta al nuevo ministro de Producción, Dante Sica, quién reemplazo a Francisco Cabrera. En el documento le piden al funcionario que intervenga en el conflicto dentro del organismo, que ya lleva cinco meses aproximadamente, a causa de despidos masivos y el vaciamiento del mismo.

Seguramente, usted asume con muchos desafíos y tareas pendientes. Resolver el conflicto que mantiene prácticamente paralizado al INTI desde hace casi cinco meses debería ser una prioridad” sostiene el texto, y explica: “el INTI puede jugar un papel fundamental en la asistencia, la transferencia tecnológica y la mejora de la competitividad de las empresas de nuestro país; además de ser un organismo vital para garantizar la seguridad  de la población respecto al consumo de productos industriales de producción nacional y, fundamentalmente, en lo referido a importaciones (cuya apertura indiscriminada viene golpeando seriamente a los productores nacionales)”.

En diálogo con Informativo FARCO, Giselle Santana, secretaria Gremial de ATE INTI, señaló que “asumimos con mucha expectativa el cambio en el Ministerio de Producción del que depende el INTI, porque durante casi cinco meses el anterior ministro Francisco Cabrera no intervino en el conflicto en el organismo”. La delegada agregó: “que haya una nueva autoridad en el ministerio al menos nos permite volver a intentar una vía de dialogo para resolver esta situación”.

“Con las autoridades del INTI no encontramos ninguna vía de dialogo y estamos muy lejos de la posibilidad de resolucion del conflicto, sino que se viene profundizando la situación en estos meses”, denunció Santana. Además de nuevos despidos, la trabajadora señaló la política de vaciamiento de la institución, la militarización del organismo, el recorte de derechos a lxs trabajadorxs del instituto y la persecución a la organización gremial.

También anunció que enviarán una carta al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por “el avance sobre los derechos sindicales de los trabajadores dentro de la institución”.

La situación se agrava, sostuvo Santana, con el anuncio de reestructuración del organismo que no sólo va a implicar nuevos despidos masivos, sino también “se pierden líneas de trabajo vitales para la población, que se ha beneficiado en estos años con la existencia de un organismo publico que estaba al servicio de cuidar la salud y la calidad de lo que consumimos