Hoy a la madrugada una patota de 20 personas ingresó a la redacción del Tiempo Argentino (Buenos Aires), tapió las ventanas y revolvió el edificio. Ante la inacción policial, los trabajadores decidieron reingresar por la fuerza. Comprobaron así que junto a la patota estaba el supuesto dueño del diario, Mariano Martínez Rojas, que los amenazó. Recién entonces la policía ingresó para negociar la salida de Martínez y su banda, y los trabajadores lograron quedarse en la redacción. Una vez más.

El hecho se viralizó en las redes sociales y los propios periodistas y colegas de los trabajadores denunciaron masivamente el hecho y se hicieron presentes en el lugar.

Categorías