En entrevista directa por vía telefónica, La Ranchada se comunicó con Victoria Flores, Presidenta y Concejal del Bloque Fuerza de la Gente.
Flores comentó el proyecto que se quiere impulsar desde el Partido de Olga Riutort en relación con el Sistema de Transporte Público y Urbano de Pasajeros de Córdoba, ámbito que había sido política de campaña del Intendente Ramón Javier Mestre y que, hasta ahora, sólo se han percibido aumentos en el boleto y quejas de los ciudadanos cordobeses por las demoras en los vehículos.

“La aplicación para telefonía celular que permite visualizar cuál es la demora de las líneas de los colectivos no se puede bajar en todos los dispositivos, sólo en algunos Sistemas Android”, declaró la Concejal y agregó: ”Pero cuando se puede utilizar y consultar la aplicación, la demora de los colectivos es de, aproximadamente, 40 minutos, una cantidad que supera ampliamente lo que está previsto en el Pliego de Transporte”.

El Bloque de Fuerza de la Gente busca intensificar las multas para las empresas prestatarias de servicio de transporte que no estén cumpliendo con la demora pautada de los colectivos, las paradas inteligentes y la aplicación de rampas para servicio de discapacitados.

“Es necesario que la información sobre las deficiencias del transporte e incumplimiento de los prestatarios se haga pública para todos los concejales”, declaró Flores, “y también nos gustaría que los Diputados de Cambiemos cuenten sobre los proyectos presentados por el hermano del Intendente de Córdoba, el Diputado Nacional Diego Mestre: si son para quedar bien o si se presentan para luchar por un buen cumplimiento del Servicio de Transporte”.

Por último, la Concejal Flores anunció que este próximo lunes se ha invitado a participar de las sesiones del Concejo Deliberante a los Diputados de la Nación por Córdoba para concretar un pedido que Olga Riutort viene manteniendo desde hace ya mucho tiempo: la Esencialidad del Servicio de Transporte Público y Urbano de Pasajeros.
Este proyecto de ley busca aprobar las guardias mínimas del 30% de los vehículos circulando por la Ciudad en caso de paros generales del Gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).