El Concejo Deliberante de Santa Rosa tuvo que dar marcha atrás ante la resistencia social que generó la ordenanza que, a pedido de Telecom y Clarín, habilitaba la colocación de antenas de 4G en espacios públicos.

Después de manifestaciones en contra de la normativa, en un concurrido cuerpo legislativo este jueves se impuso la derogación y la concejala oficialista Claudia Giorgis admitió que existió de parte de la alianza cambiemos un apresuramiento sin sentido.

“Hubo un apresuramiento innecesario, lo dije desde el primer momento. No considero que en esto haya habido ningún tipo de mala fe ni mala intención de parte del bloque de concejales para tener una acción en contra de nadie“, dijo la concejala a Radio Kermés.

Desde el movimiento de la economía solidaria, el presidente de la Cooperativa Popular de Electricidad, Alfredo Carrascal, saludó el exitoso resultado de la lucha. “Nos parece que tiene un contenido político fuerte. Además de lo concreto de que no se habiliten los espacios públicos para la colocación de antenas, el hecho de que se haya vuelta atrás es reafirmar una posición que ya existía. Se vuelve a una situación anterior que era la vigencia de la ordenanza del año 2000 que planteaba claramente la prohibición de colocar torres y antenas en los espacios públicos. Retrotraerse a ese lugar nos parece que le da un contenido político a esa ordenanza muy fuerte que es que los vecinos y las instituciones no queremos que se ocupe el espacio público por torres y antenas”, opinó.

 

Fuente: Agencia FARCO.