Desde hoy, YPF aplica un aumento del 9,5% en los combustibles en Capital Federal, mientras esta vez el alza será del 8% en el interior, para empezar a acortar la significativa diferencia de la actualidad. El ajuste promedio país queda en un 8,5%, con lo que la petrolera de mayoría estatal queda por lo menos por ahora en línea con el 12% aplicado por Shell desde el sábado, y en ambos casos hay que descontar alrededor del 2% que corresponde al alza en los impuestos que gravan a los combustibles (trasladado por YPF también el sábado).

El litro de nafta súper pasa de $30,34 a $33,23 y el de premium de $36,42 a $39,88, mientras el gasoil va de $26,38 a $28,89, y el de más calidad de $31,65 a $34,65.

 

 

(Fuente: Ambito Financiero)