ATE rechaza la pauta propuesta por la Provincia

El secretario General de ATE Córdoba, Federico Giuliani, exigió un salario base que cubra la canasta básica familiar y que se implemente un proceso de pase a planta permanente de los miles de precarizados del Estado provincial.

Frente a la difusión en los medios de comunicación de una presunta oferta salarial del gobierno de la provincia para el segundo semestre de 2022, el Consejo directivo Provincial de ATE Córdoba rechaza la suma de 35% más un bono, que queda muy alejada de la escalada inflacionaria que sufrimos cada día trabajadores y trabajadoras del Estado provincial.

«En función de las cifras que entidades como el Centro de Almaceneros de Córdoba hicieron pública esta semana sobre la inflación de julio y el acumulado del año 2022, desde ATE reclamamos que el salario inicial de un trabajador y trabajadora provincial no pueden estar por debajo de los 119 mil pesos, para darle un piso de dignidad a los ingresos» afirmó el gremio.

Cabe señalar que ATE no fue ni consultada ni convocada a una negociación, por el contrario, «se trata de una mesa salarial clandestina y alejada de cualquier parámetro de funcionamiento democrático como debiera ser la discusión salarial en el Estado» asegura Giuliani, titular del sindicato.

En consecuencia, desde ATE Córdoba reclaman que el gobierno provincial convoque a todos los gremios con representación en el Estado y que realice una propuesta salarial acorde a las necesidades del trabajador y su familia, en función de los costos de vida actuales.

También se suma a la agenda de los estatales provinciales la necesidad urgente de fijar un proceso de pase a planta permanente de las y los miles de precarizados.

Federico Giuliani, secretario general de ATE Córdoba.