Ante la crisis, soberanía trabajo y producción

0
25

Nos comunicamos con Gildo Onorato, dirigente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular y Presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita.

Conversamos sobre la reunión del Gringo Castro, secretario general de la UTEP con Alberto Fernandez en la que se presentó el Manifiesto Nacional  por la soberanía, el trabajo y la producción, resumen de propuestas para el país que se viene elaborado por más de 100 organizaciones políticas y sindicales.

Dichas propuestas, señala, son “para empezar a construir un camino de salida que reivindique el trabajo, brinde derechos y sea parte de la Argentina q se viene, que va a quedar muy golpeada y necesitará del esfuerzo y protagonismo de la clase trabajadora para hacer este país más digno.”

Esta propuesta implica, entre otras cosas, la creación de un millón de chacras y nuevas ciudades que permitan redistribuir la población y trabajar la tierra para fortalecer la soberanía alimentaria: “tenemos un desarrollo de producción agrícola gigante principalmente vinculado al agronegocio y la exportación, y una población rural menor al 8% y eso es algo que hay que revertir.” Añade, “por eso la vuelta al campo, la reforma poblacional y la generación de chacras para un proceso soberano alimentario regional, fortaleciendo la articulación de la industria y el campo para arg menos concentrada demográficamente y con más posibilidades de desarrollo productivo.”

Es necesario, dice, plantear las prioridades económicas y sociales para afrontar la crisis. Agrega: “hay gran voluntad del presidente de escuchar nuestra agenda y plantear líneas de trabajo que legitimen lo que hizo la economía popular”.

Cuenta también sobre otra propuesta que fue aprobada el pasado jueves y que es fruto de una larga y organizada lucha de los movimientos populares, la creación del Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP). Una herramienta que permitirá acceder a programas de empleo, seguridad social y capacitación. También facilitará la participación en redes de comercialización y la obtención de herramientas crediticias y de inclusión financiera.

Este registro, implica “reconocer cuantos compañeros existen en el sector para planificar políticas que respeten formas organizativas, territorios, dimensiones y complejidades de la economía popular”.

El Registro, forma parte de la Ley de Emergencia Social, propuesta en el 2016, que no fue aprobado en ese entonces. Gildo comenta al respecto: “hay que ser justos con la historia, nos costó mucho esa ley y el jueves vimos cristalizado un pequeño paso.”

Todas estas propuestas económicas y sociales han sido construidas por el sector en articulación con otros espacios y busca, al decir de Onorato, “generar una nueva realidad territorial, geopolítica en Argentina, con la  construcción de ciudades sustentables, con economía circular, abastecimiento local, reserva de mercado, generando una  articulación entre la población y las características productivas de la región.”

Comentó también sobre el acuerdo de generar un bono extraordinario de $3000 para quienes están dentro del Programa Potenciar Trabajo: “ayer se llegó a un acuerdo donde el ministro propone algo aceptable para afrontar esta situación extraordinaria. Un bono de $3000 para programas del Potenciar Trabajo.” 

Sobre esto, añade, “sabemos que es un paliativo, pero es importante que se den señales concretas de ingreso en los bolsillos de los y las compañeras que tanto esfuerzo están haciendo”

Además destacó la importancia de que se impulse la ley de reivindicación y reconocimiento a las trabajadoras de los merenderos.

Gildo Onorato remarcó la necesidad de que se pueda trabajar en el Registro Nacional de Barrios Populares, para mejorar sus estructuras y acceso a servicios: “para nosotros es prioritario el desarrollo del ReNaBaP, con un plan de infraestructura social sobre los barrios populares.

Eso lo vemos postergado y vamos a insistir para que sea prioridad”

Para concluir hace referencia a la situación de crisis actual, en la que se puso de manifiesto la urgencia de llevar adelante una reforma poblacional, productiva y de redistribución de tierras para generar una realidad más federal y más justa.

Para esto es esencial el trabajo y la organización del sector de la economía popular, señala: “Nosotros nos estamos preparando, peleando derechos, levantando la voz cuando es necesario y diciendo lo que no nos gusta, pero también hay que fortalecer las instituciones democráticas. Estamos en el delgado equilibrio entre defender los intereses de quienes están sufriendo fuertemente las problemáticas económicas y sociales y por otro lado trazar acuerdos y consensos para que nuestras propuestas y nuestra gente sea parte de una Argentina más justa y con más derechos.”

Podes escuchar la entrevista entera aca:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here