Aplican un protocolo de contención psicológica para los detenidos en cárceles bonaerenses

La reunión se desarrolló en la sede de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria con el eje central de hacer frente a los efectos que provoca en la salud mental de los privados de libertad la pandemia del COVID-19.
La jornada estuvo a cargo de la Directora Provincial de Salud Penitenciaria, Sonia Quiruelas, que estuvo acompañada por el Director de Medicina Asistencial, Martín Pedersoli, quienes presentaron el protocolo y solicitaron a los profesionales su intervención en la asistencia y contención para con los internos y el personal que se desempeña en las unidades penitenciarias.

Los especialistas indicaron que algunas de las respuestas esperables ante la crisis sanitaria pueden ser miedo intenso, ansiedad, angustia, pánico, temor al contagio, indefensión, incertidumbre, irritabilidad y enojo, así como también recuerdos de vivencias traumáticas anteriores, falta de concentración y dificultades para conciliar el sueño.
Los profesionales de la salud fueron capacitados para que valoren si las reacciones individuales de los privados de libertad se pueden interpretar como respuestas “normales o esperadas” o por el contrario identificarse como manifestaciones psicopatológicas que requieren un abordaje profesional.
Además, el protocolo contempla el consejo de evitar la exposición excesiva a las noticias, buscar información precisa de fuentes confiables y pedir apoyo profesional en caso de ser necesario.


Fuente servicio penitenciario.