Compartir

Ante la caída del consumo y la acumulación de stock, desde la empresa determinaron adelantar las vacaciones a los empleados de cuatro plantas productivas.

«En este caso, producto de la caída de las ventas y de la demanda del mercado interno, la empresa ha decidido faccionar y adelantar vacaciones en varios establecimientos en todos el país», afirmó Héctor Morcillo, Secretario General del Sindicato de la Alimentación Córdoba.

Además, Morcillo destacó «En el caso de Bagley en Córdoba, adelantan las vacaciones para finales de Octubre y el mes de Noviembre a 160 trabajadores. Obviamente, esto lejos de ser un beneficio, es un perjuicio para mucha gente. Al escaso poder adquisitivo que tienen los salarios hoy, le sumamos que los chicos están en la escuela en ese período, es un trastorno».