VISITA NUESTRAS REDES

B° San Antonio: una lucha por la salud y el ambiente

La asamblea de las VUDAS, nace a partir de su lucha contra la empresa Porta Hnos,  fábrica que elabora no solo alcoholes de uso medicinal y cosméticos, sino que produce metanol y otros derivados de fermentaciones alcohólicas altamente contaminantes. Esto lo sufren en carne propia quienes viven al lado, en Barrio San Antonio.

En B° San Antonio vienen desde hace tiempo batallando contra los problemas ambientales generados por la empresa Porta Hnos. En el barrio se realizó un estudio de genotoxicidad, donde todos los resultados revelaron daños genéticos, superando los niveles esperados.

Los vecinos y vecinas iniciaron juicio contra Porta Hnos y la Secretaría de Energía de la Nación por no velar por su seguridad. En diciembre del 2019 acamparon fuera de Tribunales y, gracias a eso, el Juez Hugo Vaca Narvaja emitió un fallo afirmando que tenían razón, exigiéndole a la empresa realizar el estudio de impacto ambiental que jamás habían hecho, lo cual es ilegal. 

En comunicación telefónica con Silvia Cruz, vecina de Barrio San Antonio, e integrante de las Vecinas Unidas en Defensa de un Ambiente Sano (V.U.D.A.S), nos comenta como es la situación de los vecinos y vecinas de B° San Antonio en el contexto de crisis sanitaria.

«La pandemia, el virus y la cuarentena son medidas que no son fáciles para nadie; pero mucho menos para nosotros, porque de repente se le suma nuestra situación particular«, comenzó Silvia y agregó: «Nos toca la cuarentena con un Porta que no cierra sus puertas, después de que judicialmente se manifestó que es nocivo para el ambiente y que de pronto el Estado nacional y provincial le piden que duplique su producción de alcohol en gel«.

Silvia continuó: «En febrero recibimos los resultados de que hay una toxicidad en los niños, en Diciembre de 2019 hicimos un hisopado y análisis en orina de los niños y niñas del sector; lo cual dio daños genéticos. Eso fue un balde de agua fría, sumado a que no se cerró la planta y luego el pedido de duplicar la producción. Estamos encerrados en nuestras casas sin poder salir y condenados a respirar ese alcohol en gel. Una vez mas el Estado no supo proteger nuestros derechos«.

Silvia continuó manifestando su impotencia frente a esta situación, donde claramente existe una gran cantidad de actores de poder que se relacionan para que Porta pueda seguir funcionando: «Por mas que ellos presenten auditorias no alcanza, sino cualquier empresa podría pasar por encima las leyes, si porta puedo pasarlo y están viendo de hacerlo después de 20 años

Para finalizar, Silvia nos brindó su reflexión acerca del cuidado del ambiente: «Un mundo mejor es posible, pero si en la realidad yo veo que a mi vecino le están vulnerando los derechos a un ambiente sano, que los niños se siguen muriendo en los campos por la fumigación y que desde los Estados no se haga nada; yo voy a terminar reciclando y el Estado me va fumigar arriba de mi casa. Entonces esto de la conciencia ambiental tiene que venir desde los Estados«.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *