Centro de Acompañamiento Comunitario “Héctor G. Oberlin”: cómo fue el proceso de pandemia y cómo continúa actualmente

El Centro de Acompañamiento Comunitario “Hector G. Oberlin” es un espacio de encuentro y acompañamiento para jóvenes en la unión de los barrios Muller y Maldonado de Córdoba. Este espacio impulsado por el cura Mariano Oberlin desde la Parroquia Crucifixión del Señor tiene un largo camino en el barrio acompañando a adolescentes con consumo problemático de sustancias. Durante la pandemia funcionó como refugio ante la necesidad de muchas personas en situación de calle. Ahora están retomando las actividades recreativas que funcionaban en el espacio de acompañamiento.

El Centro forma parte del proyecto de La Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR). Este espacio de prevención y asistencia ante el consumo problemático de sustancias trabaja con los jóvenes a través de distintas herramientas como deportes como futbol, gimnasia, actividades artísticas como la orquesta sinfónica y talleres de oficio, de herreria, carpintería, cocina y construcción. El Centro de acompañamiento trabaja en conjunto con el dispositivo del DIAT Dispositivo Integral de Abordaje Territorial.

Durante la pandemia ante la necesidad de muchas personas en situación de calle el Centro de Acompañamiento “Hector G. Oberlin” comenzó a funcionar como un refugio. El espacio se adaptó ante las necesidades urgentes de las personas. Actualmente están retomando todas las actividades y propuestas que ofrecen a los jóvenes como deportes, cultura y espacios de formación. El Centro también cuenta con psicólogos que contienen a los chicos para prevención y asistencia ante el consumo de sustancias, acompañando a quienes necesiten en el proceso de internación. Además el espacio cuenta con casas de contención que funcionan como hogar de día y también en un sector del Espacio Campo La Rivera, cercano al Centro, está funcionando un lugar de internación para jóvenes con problemas de consumo. Susana está encargada de una de las casas de contención y nos cuenta cómo el padre Mariano le propuso acompañar a los adolescentes y cómo construyen estos espacios:

Mariano Oberlin desde la Parroquia del barrio vió la necesidad de que exista un espacio de contención ante las problemáticas sociales que atraviesan miles de jóvenes y junto a otras personas fueron construyendo distintos espacios para acompañar a adolescentes en situaciones de consumo a través de diferentes herramientas. Los espacios fueron creciendo conformando un Centro que funciona a través de áreas de formación, deporte, asistencia, género, trabajo y cultura. Mariano nos cuenta su mirada sobre el acompañamiento a adolescentes y propone la idea de “Casa, Escuela y Patio” para abordar el trabajo que vienen realizando:

El Centro de Acompañamiento Comunitario “Hector G. Oberlin” está ubicado sobre la calle Martín Cartechini 450 entre barrio Muller y Maldonado. Esta abierto y en permanente búsqueda de nuevos proyectos para seguir acompañando y asistiendo a jóvenes con consumo problemático de sustancias a través de distintas herramientas y propuestas.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts