«De la unión de la pólvora y el libro…

puede brotar la rosa más pura». Así expresaba Raúl González Tuñón, con su poema «La luna con gatillo», su visión de mundo. Desde esta perspectiva, un colectivo cordobés teje mediante la comunicación popular, una mirada desde abajo sobre lo que es noticia.

«Subiré al cielo, le pondré gatillo a la luna y desde arriba fusilaré al mundo, suavemente, para que esto cambie de una vez» cierra Tuñón así su poesía, palabras que el colectivo comunicacional autogestivo «La luna con gatillo» tomó como propias, para construir un nosotrxs. Un proyecto que nació en Córdoba hace cinco años y que prima con mostrar la realidad política/cultural desde el territorio.

«La luna» tiene como objetivo reflexionar sobre «una crítica política de la cultura», para repensar estos conceptos desde un sentido amplio dentro del entramado social. El aporte de «La luna con gatillo» está centrado desde el arte, la literatura y la filosofía, pero también en las realidades políticas y sociales provinciales, muchas veces olvidadas.

Un colectivo que fue mutando en un espacio de encuentro y colaboración, articulando experiencias con diferentes comunicadorxs de todo el país. Mediante este trabajo colaborativo, en su propuesta comunicacional coexisten: un programa de radio, el periodismo gráfico, la fotografía, el trabajo territorial y contenidos audiovisuales.

En “La Despensa” los martes y jueves conocemos los diferentes medios comunitarios de Argentina. Estas entrevistas tienen el objetivo de visibilizar los diferentes contenidos y articulaciones que se generan desde la comunicación popular, para fortalecer el tejido social de las comunidades del país. En esta oportunidad charlamos con Tomás Astelarra integrante de «La luna con gatillo», escuchá la nota acá abajo:

Entrevista completa con Tomás Astelarra.