Marina Gryciuk es una reconocida artista plástica y diseñadora. Inquieta, curiosa, innovadora, desarrolla múltiples emprendimientos. Uno de ellos se llama El Enredo –parte de la ONG Mujeres tras las Rejas–, y es una experiencia transformadora que un grupo externo lleva adelante con las internas de la Unidad Penitenciaria 5 de Rosario. Es, como dice Marina, una iniciativa enriquecedora, sobre todo para las cinco mujeres que ponen su conocimiento al servicio de pares que en este momento están privadas de libertad.

“La palabra enredo alude, por su significado, a otras palabras que nos hace pensar nuestro transitar en el encierro. Un “enredo” puede implicar mezcla, tensión, barullo, confusión, nudo, lío y más. Entrar en ese entramado de complejidades que es la cárcel, implica inevitablemente el acceso a un espacio enredado”, define, y de inmediato añade: “El Enredo nos permite abordar un nuevo paisaje de relaciones que nos posibilita replantearnos y repensarnos como hacedoras todo el tiempo. El Enredo es un colectivo diverso de mujeres artistas, diseñadoras y militantes. Nos une la inquietud y el deseo de proponer experiencias grupales y colaborativas con otras mujeres, mezclas y tensiones en un devenir. Trabajar con otros, estableciendo lazos complejos, maleables y enredados”.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 71051929_926933891009360_1352274666508517376_n.jpg

COMO SE MANTIENE «EL ENREDO»

La ONG recibe donaciones que permiten que la experiencia pueda crecer y abarcar a más mujeres, que se suman a algunos subsidios para los cuales el grupo se postula. “El Enredo trabaja siempre con materiales descartados como telas, lanas, papeles, pinturas, etcétera. También recibimos donaciones de herramientas, por ejemplo. Siempre pedimos la colaboración de empresas, negocios y particulares que quieran y puedan donar. Ya que nuestro trabajo es ad honorem.

El taller es también la posibilidad de contar con más herramientas para la reinserción laboral de las mujeres al salir en libertad. Se expresa Marina: “Es nuestra idea. Este año la ONG tiene una casa en la cual se trabajará la reinserción social de las chicas que salen en libertad. Proporcionándoles un lugar de aprendizajes, vínculos y contención”.

Fuente : Revista El Siglo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here