El plan contra el hambre llega al conurbano y 7 municipios reciben la tarjeta AlimentAR

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el mayor número de pobres en aglomerados urbanos se registra en el Gran Buenos Aires, con 4,8 millones de personas en esa situación.

El Plan Argentina contra el Hambre llegará hoy a la provincia de Buenos Aires, donde está previsto el reparto de 557.000 tarjetas AlimentAR e inyectar a la economía local 2.830 millones de pesos mensuales, en un esquema escalonado que tendrá su punto del inicio esta semana en siete municipios del conurbano.

Un total de 124.100 tarjetas serán repartidas en Hurlingham (5.000), Morón (5.900), San Fernando (5.000), San Martín (11.400), Avellaneda (9.300), Almirante Brown (24.500) y La Matanza (63.000), algunos de los partidos más afectados por la crisis social y el hambre, en el marco de un proyecto nacional que insumirá una inversión anual de “por lo menos 60.000 millones de pesos”.

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el mayor número de pobres en aglomerados urbanos se registra en el Gran Buenos Aires, con 4,8 millones de personas en esa situación.

La tarjeta, que será entregada a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas y personas con discapacidades, constituye una herramienta que permite a las familias endeudadas comprar alimentos, sin que el sistema bancario absorba los cuatro o seis mil pesos que recibirán mensualmente.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, participarán desde la Universidad Nacional de La Matanza, en San Justo, hasta el partido de Almirante Brown de la puesta en marcha del operativo.

“Empezamos por que más necesitan para llegar a todos; vamos a impartir justicia social con una lógica solidaria”, resumió días atrás Espinoza sobre el proyecto, que apunta a “garantizar la seguridad alimentaria” de las familias en situación de “mayor vulnerabilidad”, aunque también las tarjetas llegan acompañadas de curso de nutrición y salud en los municipios.

“El plan contra el hambre va a permitir el desarrollo nutricional de nuestro pueblo. Necesitamos una sociedad integrada porque la fortaleza de un país está en lo colectivo”, declaró Arroyo cuando lanzó la propuesta, poco después de asumir al frente del Ministerio.

La iniciativa involucra la producción de alimentos de la agricultura familiar y feriantes de la economía popular, en un entretejido que busca favorecer el desarrollo regional y el empleo, explicaron voceros del Ministerio.

Los fondos proyectados a nivel nacional provendrán reasignación de partidas del Ministerio también con la reasignación de otros fondos subjetados.

Las fuentes explicaron que la tarjeta AlimetAR nación no solo para ser una herramienta que facilite la llegada de alimentos a sectores en riesgo, sino también una fórmula para que las personas apremiadas por deudas puedan acceder a alimentos saludables.

“Prácticamente el 80 por ciento de los grupos familiares que reciben la AUH están endeudados por créditos contraídos con Anses; son deudas exigibles, que deben ser canceladas y, si se cargan los fondos de este programa en la misma cuenta, el sistema bancario no lo discrimina y lo absorbe para saldar la deuda”, explicaron.

El reparto de las tarjetas comenzó el último viernes en Concordia, Entre Ríos, por tratarse del distrito con mayor porcentaje de personas por debajo de la línea de la pobreza, con el 52,9 por ciento de su población, de acuerdo con la investigación de la UCA.

Fuente: Agencia Télam

Total
10
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts