“Es la primera vez que en la plaza central de la ciudad de Córdoba se conmemora la bandera de Haití»

0
206

A 218 años de la creación de la bandera haitiana, un símbolo de lucha y soberanía, se encontraron esta mañana en la Plaza central de la Ciudad, integrantes de la comunidad haitiana en Córdoba.

Frente al histórico monumento de San Martín, con una ofrenda floral que tiene inscrito “La Ciudad de Córdoba reconoce a la comunidad haitiana por el día de su bandera” se llevó a cabo una acto del que participó, la Secretaría de Derechos Humanos de la Municipalidad de Córdoba, representantes de la Dirección Nacional de Migraciones, de la Unión de Colectividades Inmigrantes y KONBIT, el Club Cultural Haitiano en Córdoba. 

“Es la primera vez que en la plaza central de la ciudad de Córdoba se conmemora la bandera de Haití, creo que es un paso importante y despierta varias emociones. La única república negra del mundo que conquistó su libertad en el campo de batalla, derrotando al principal ejército de aquel momento, el ejército de Napoleón Bonaparte». Expresó Henry Boisrolin del Comité democrático haitiano en Argentina.

Con respecto a la crisis mundial que estamos atravesando, Henry esboza una salida que tiene como base las convicciones que levantó el pueblo haitiano en la revolución, al calor de la cual se creó la bandera: «La creación de la bandera de Haití y la independencia de Haití constituyen hitos importantes y no pertenecen a Haití nada más sino que pertenecen a la historia de la humanidad, porque fue una historia en pro de la libertad de la igualdad y la libertad plena como decía nuestro libertador Jean-Jacques Dessalines, destruyendo mitos, cuestionando paradigmas eurocéntricos. Haití ha demostrado en  los hechos que se puede vencer en el campo de batalla y en el campo de la ideas, digamos, el primer jalón hacia un pensamiento crítico para ver que hay otro modelos civilizatorio, otros mundo son posibles. No hay un único modelo, y el modelo que nosotros elegimos y seguimos eligiendo es el modelo del respeto a la dignidad humana. Ningún ser humano puede ser propiedad ni explotado por otro ser humano”. Concluyó.

El acto cerró alrededor del mediodía luego de que los y las presentes dedicaran algunas palabras a este día, además contó con la atención de varias personas que se encontraban transitando en la plaza.

Audio, nota a Henry Boisrolin:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here