VISITA NUESTRAS REDES

Espacio de fe: La Madre de la Esquina como ejemplo

Ricardo Ceirutti; Obispo Auxiliar en Córdoba, celebró los seis años del Hogar de Cristo – CB Madre de la esquina en Costa Cañada con un gran locro, bandas, artistas y bailes.

«La madre de la esquina» es un espacio que se fue construyendo de manera comunitaria. «Comenzó con un grupo de chicos que andaban en la calle se juntaban en la esquina o con grupos que se juntaban en la casa parroquial… Así comenzó esta tarea que era de ellos», recuerda.

Los seminaristas y jóvenes se unieron con pedidos de misas especiales, charla, proyectos, etc, que terminaron con una construcción popular que decantó en Hogar de Cristo – Centro Barrial Madre de la equina.

Tal como manifiesta, el objetivo es la prestación de servicios relacionados con la promoción de la autonomía personal y el acompañamiento a los jóvenes y sus familias, con problemas de adicción; dando respuesta a la complejidad de dificultades en la que se ven afectados en lo cotidiano (problemáticas sanitarias, laborales, educativas, legales, vinculares, etc).

«Tengo muy presente que en cuarentena, cuando no podíamos salir los adultos, los jóvenes atendían desde su abuelo, hasta al desconocido al que le hacía mandados», recuerda Ceirutti, a modo de ejemplo de la importancia de la juventud como sujeto político dentro de la fe, siguiendo los lineamientos que hoy marca el Papa Francisco.

«La cercanía y el estar son dos puntos en los cuales insiste mucho Francisco. Creo que tenemos que estar dónde la realidad y la necesidad de la fe lo pide. Y estar de una manera cercana, para consolar y acompañar /ser acompañados. Pensamos la Pastoral como un ida y vuelta, hacerlos familia y sentirnos hermanos todos», remarca.

«Me encuentro con otro, y el otro se quiere encontrar o no conmigo, pero es corazón a corazón, sentimiento, entrega y saber que en el mundo somos una familia», argega.

«Francisco se animó a más desde la renovación de la curias hasta un lenguaje distinto, novedoso y cercano en los documentos. Ahí estuvo lo genial y lo que nos pide Francisco, que como iglesia nos vayamos acercando a los demás, para ser de este tiempo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *