20 Jul, 2020 | 0 Comentarios

Experiencias de educación no formal en un centro formal: Centro Educativo Isauro Arancibia

¡Seguínos en nuestras redes!

¡Compartí esta noticia!

Analizamos como en el Centro Educativo Isauro Arancibia se articula un concepto de educación no formal para los chicos de la calle.

En comunicación telefónica con Susana Reyes,  fundadora y directora del Centro Educativo Isauro Arancibia en la modalidad de adultos y adolescentes de gestión estatal en CABA; nos comenta como dentro de esta institución formal articulan una educación para los chicos de la calle dentro de un concepto no formal.

El Centro Educativo Isauro Arancibia, nació hace 22 años, una escuela pública que nació como un centro educativo para terminar la primaria de adultos y adolescentes, las primeras alumnas, fueron las chicas de AMMAR (Asociación de mujeres meretrices argentinas) en 1998.

«Frente a la problemática de que había muchos chicos en la calle que no sabían leer ni escribir, fuimos a buscarlos y a decirles que había un lugar para que puedan aprender. Así fue que llegaron muchos, y se fue agrandando el Isauro, al punto de que hoy es una escuela que tiene 3 niveles educativos, mas de 200 trabajadores y trabajadoras. Que se fue armando de acuerdo a las necesidades del sujeto pedagógico que se acercaba«, nos comentó Susana.

Continuando, Susana se refirió a la condición de los estudiantes que asisten a la institución: «Un pibe que duerme en la calle y que pasa noche desgarradoras; no está preparado el sistema educativo para incorporar a estos pibes que van a llegar a cualquier hora. Entonces planteamos, como hacer para poder adaptar la escuela y poder retener esos pibes, alojarlos y amarlos como vienen, no? Y a partir de ahí empezar a trabajar con ellos y ellas» y continuó: «Los maestros y maestras no podemos juzgar a un pibe que le han arrebatado todos sus derechos. Entonces como ellos tampoco pueden meter las cosas de la calle en la escuela, ese es el trato que hacemos con los chicos que vienen a la escuela«.

Por otra parte, Susana nos cuenta acerca de la nombre de la institución: «Isauro Arancibia, fue un maestro excelente y uno de los fundadores de CETERA. El 24 de marzo entraron al local de CETERA y lo mataron. Hay una historia que cuentan que a Isauro le habían regalado sus sobrinos un par de zapatos nuevos y los militares luego de matarlo le robaron los zapatos. En base a esto hay una leyenda escrita en nuestra escuela que dice «Recuperemos los zapatos de Isauro, porque no es justo que un maestro camino descalzo por el cielo«»

Para finalizar, Reyes se refirió a la situación de los alumnos al terminar sus estudios en la institución: «Nosotros tenemos un equipo de apoyo donde hay trabajadoras sociales y psicólogas. En los chicos y chicas el proyecto de vida es fundamental y eso es lo que apoyamos y seguimos. Nosotros este año tuvimos chicos que terminaron el secundario y se anotaron en terciarios y la universidad; chicos que cuando vinieron no sabían leer ni escribir y eso nos llena de orgullo y emoción«.

¡Compartí esta noticia!

Noticias relacionadas

Relacionadas

La Tarde de los Lápices: CENMA de Villa Dolores

Desde el CENMA de Villa Dolores nos cuentan acerca de un proyecto educativo sustentable articulado con el INTA de Villa Dolores. En comunicación telefónica con Silvia Montivero, Directora del CENMA de Villa Dolores, nos comenta acerca de las actividades que se están...

leer más

Lanzan seminario de Economía Popular

Comenzará este viernes 14 de Agosto un SEMINARIO DE ECONOMÍA POPULAR de manera virtual organizado de manera conjunta entre el Movimiento Carlos Mugica-UTEP, el Centro Formación Profesional de la Mutual Carlos Mugica y la Universidad Nacional de Villa María a través de...

leer más