Gerardo Morales echó de Jujuy a 61 inmigrantes

En medio de la pandemia del coronavirus, el gobierno de Gerardo Morales decidió echar de la provincia de Jujuy y trasladar a un grupo de inmigrantes latinoamericanos.

«El gobierno de Gerardo Morales decidió echar de la provincia de Jujuy y trasladar de manera compulsiva a 62 migrantes, que habían llegado a la Argentina a mediados de marzo para radicarse aquí y que se encontraban, en su mayoría en La Quiaca, expresaron en un comunicado desde la Secretaría de Trabajadorxs Migrantes y Refugiadxs – UTEP, Jujuy.

Además, en el comunicado destacaron que «Algunas personas también se encontraban allí con intención de volver a sus países justo antes del cierre de fronteras como el caso de un grupo de colombianos hinchas del Deportivo Independiente Medellín, que quedaron atrapados en la Quiaca, por las medidas de aislamiento preventivo y cierre de fronteras en Bolivia debido a la pandemia».

Según informaron el objetivo del grupo de inmigrantes era «regresar por tierra a Colombia después de haberse quedado unos días en Buenos Aires tras el partido del DIM contra el Boca Juniors en La Bombonera por la Copa Libertadores».

“Estaban viniendo dos o tres veces al día a requisarnos, ultrajándonos y de mala gana como si hubiéramos cometido algún delito, pateándonos los bolsos, encerrados todo el día. Nos tocaba pedir permiso para ir a comprar cosas de comer. Nos tienen con llave y con seguridad afuera como si fuéramos presos”, denunciaron los inmigrantes sobre la brutalidad y los tratos por parte de las fuerzas de seguridad. Desde el inicio de la cuarentena se encontraban en un comedor, donde les realizaron las respectivas pruebas que descartaron que alguno fuera portador del virus.

En cuanto a los demás migrantes, también se alojaban en un hotel y un comedor, todos en situación migratoria regular y habían cumplido con las medidas de aislamiento social y pasado por los controles de salud.

Este miércoles en el transcurso de la mañana, en pleno contexto de pandemia del COVID-19, fueron obligados a subir a un micro sin explicación alguna y con destino incierto, que sería la Ciudad de Buenos Aires

Desde organizaciones de migrantes presentaron un habeas corpus, en el cual se plantea «la situación de privación ilegal de la libertad en la que, además, se expuso a las personas a trasladarse por las rutas, atravesar siete provincias y llegar al principal foco de la pandemia». “La orden es ilegal e irregular”, dice la presentación.

Por otro lado, las organizaciones de migrantes exigen a la Dirección Nacional de Migraciones de la Argentina, que «atienda de manera «urgente» las demandas de la población migrante radicada en Argentina, regularizando y agilizando la entrega del Documento Nacional de Identidad, pues la mayoría de migrantes en el país se quedan sin ayudas humanitarias y sin poder defender sus derechos fundamentales en el marco de la pandemia mundial del Coronavirus, por falta de documentación».