VISITA NUESTRAS REDES

Gringo Castro: «Somos la continuidad de una línea histórica que viene desde los pueblos originarios y las grandes opresiones que se vivieron en Latinoamérica»

Esteban «Gringo» Castro, dirigente social con un destacado recorrido en el campo popular y secretario de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), remarca la alianza estratégica de la producción con la solidaridad y este panorama junto a las grandes empresas.

¿Se necesita un avance con el sector cooperativista en este plan organizativo de otro tipo de consumo y alimentación que lleguen a la canasta? ¿Qué papel juegan la grandes empresas en este panorama?

«Dentro de la economía popular hay una expresión muy importante de lo que es el movimiento de empresas recuperadas, y que también en las sucesivas crisis hubo patrones que dejaron en banda a los trabajadores que luego dieron abastecimiento y producción», expresa Castro.

Construir una alternativa que pueda «convivir» con las empresas, y no «competir», es el punto que remarca el dirigente: «Cualquiera sabe que el fuego se prende desde abajo; a la economía popular le falta fuego», ejemplifica.

«Hay infinidades de articulaciones de trabajo y servicios y en cuestiones productivas podemos generar más lazos entre producción y nuestras organizaciones de base en los distintos conurbanos y provincias»

El dirigente también destaca que «hay claridad de que se concentra la economía y deja pobreza», por lo cual si bien no espera «que la resolución del problema sea de las empresas», considera hay que hacerlos parte», remarca.

«Nos vamos a hacer visibles a favor de un sector que necesita democratizar la concentración económica para poder vivir… «

Castro también remarca que en el recorrido de plantear «la economía popular», el objetivo es mejorar la organización del pueblo, y luego dejar el camino abierto para incluir a las personas en la posibilidad que ofrece la gremialización.

«Somos la continuidad de una línea histórica que viene desde los pueblos originarios y las grandes opresiones que se vivieron en Latinoamérica hasta ahora. No nos tenemos que olvidar de eso, porque quedaron y quedan muchos compañeros en el camino».

La dimensión espiritual del avance de la UTEP, es un proceso que el dirigente considera «sanador» :

«El individualismo contribuye en no creer en otra cosa que vos mismo. Lo que llamamos economía de cuidado es el planteo de la economía popular que estaba garantizado día a día por el trabajo de nuestras compañeras, y eso influyó en nuestra sanación. Con el tiempo fui incorporando conceptos que colaboran mucho a la mirada integral de la idea de espiritualidad y religiosidad popular», explica Castro.

«En la Biblia vemos como estar al servicio de los demás contribuye a combatir la idea liberal… Desde la cuna fui peronista e hincha de San Lorenzo, que está vinculado con un cura que organizó un club – pero el proceso que han vivido muchos militantes del campo popular genera una transformación que permite entender que en los momentos más difíciles… se pueden construir espacios de felicidad«.

Escuchá la nota completa a Esteban Castro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *