Jornada de educar en igualdad

La Educación Sexual Integral (ESI) es un conjunto de enseñanzas que tienen como objetivo promover saberes y habilidades para la toma de decisiones responsables y críticas en relación con los derechos de los niños, las niñas y los/as adolescentes al cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales, la información y la sexualidad.

Los contenidos se dictan de acuerdo a las edades de los estudiantes y se fundamentan en que el cuidado de la salud sexual y reproductiva es un derecho humano.

Su dictado es universal porque incluye a todos los estudiantes de todo el país y de escuelas de gestión privada y pública desde el nivel inicial hasta el nivel superior de formación docente y de educación técnica no universitaria. 

La educación sexual es integral porque no solo incluye la perspectiva biológica. También incluye perspectivas psicológicas, jurídicas, pedagógicas y éticas.

De esta manera, se abandona la mirada “biomédica” como única forma de tratar la sexualidad como así también otras perspectivas que tratan regular los comportamientos sexuales del canon moral preestablecido. (1)

En Córdoba:

El Ministerio de Educación impulsó desde un inicio acciones y estrategias para implementar la ESI. Córdoba adhirió oficialmente en el 2009 a los lineamientos curriculares básicos de la ESI. La secretaria de Educación de la Provincia, volvió a remarcar en 2018 que todas las instituciones educativas, privadas y públicas, deben cumplir con la ley.

En 2019, la cartera ratificó el cumplimiento de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) en todo el territorio provincial tras una avanzada de la Comisión Federal de Abogados Pro Vida que denunció “el avasallamiento de la ideología de género sobre la educación”.

Los criterios de los contenidos que se enseñan en la ESI se amparan en el artículo 5 de la ley que sostiene: “Cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional la adaptación de las propuestas a su realidad sociocultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”.

A continuación escuchamos el testimonio de Sonia Papera, psicóloga, pedagoga, y coordinadora provincial del programa ESI.

(1) Morgade et.al., 2011.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts