Juan Pablo Candela: “El Cura Brochero era un hombre de Dios pero no se encerraba en el templo”

La figura del Padre Brochero es una de las más importante que tenemos en nuestro país. La religiosidad popular se apoya en estas figuras y toma el trabajo evangelizador como ejemplo para traer en la cotidianeidad.

El padre Juan Pablo Candela expresa al respecto que el Papa Francisco acierta en traer el perfil de iglesia y de sacerdotes como referencias a tener en cuenta.

“El Cura Brochero siempre tuvo mucha iniciativa pero trabajaba con otros. Era un hombre de Dios pero no s e quedó encerrado en el templo”.

“Fue un hombre que supo de logros y de fracasos… Y no se cansó a pesar de que no todo fueron dulces en la vida”, destaca el padre, invitándonos a tomar su vida y valores como referentes a seguir en la actualidad.

CURA BROCHERO

San José Gabriel del Rosario Brochero (Villa Santa Rosa16 de marzo de 1840 – Villa del Tránsito26 de enero de 1914) fue un presbítero católico argentino, llamado popularmente el cura gaucho.​

El 4 de noviembre de 1866 fue ordenado sacerdote. Primero desempeñó su ministerio sacerdotal en la catedral de Córdoba y fue prefecto de estudios del colegio seminario Nuestra Señora de Loreto. Ya en 1867, Brochero se destacó por su entrega en la asistencia de los enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que azotó a la ciudad de Córdoba. El 19 de noviembre de 1869 fue elegido vicario del departamento San Alberto, conocido hoy como el valle de Traslasierra, con sede en la localidad de Villa del Tránsito que a partir de 1916 llevaría su nombre. El valle de Traslasierra contaba entonces con unos 10 mil habitantes. El 24 de diciembre de 1869 partió de la ciudad de Córdoba para hacerse cargo del curato. Allí, asumió como propias las necesidades de la gente. Con sus manos construyó iglesias y capillas, levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas, animando a los pobladores a acompañarlo. En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra como resultado de convivir con enfermos que padecían esa enfermedad, compartiendo inclusive el mate con ellos. Por esa razón quedó sordo y ciego antes de morir, en 1914.

El proceso de canonización se inició en la década de 1960. Brochero fue declarado venerable por el papa Juan Pablo II en 2004, y beatificado en una ceremonia presidida por el cardenal Angelo Amato en la pequeña localidad cordobesa de Villa Cura Brochero el 14 de septiembre de 2013, durante el pontificado del papa Francisco. Fue canonizado el 16 de octubre de 2016, en una celebración presidida por el propio Francisco.5

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts