Compartir

El 25 de marzo, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, declaró la “emergencia en materia penitenciaria” a nivel nacional por tres años. El anuncio, del que se hicieron eco los principales medios nacionales, muestra la “situación crítica” en la que se encuentra el Sistema Penitenciario Federal (SPF) por el nivel de hacinamiento en las 32 cárceles federales, donde están detenidas 13.900 personas con un nivel de sobrepoblación del 14% (Ver recuadro). Pero la auténtica reforma que introdujo el macrismo se vio dos años antes, cuando Garavano presentó el Plan Estratégico Institucional 2016-2020 para reemplazar al Plan Director de la Política Penitenciaria Federal vigente desde el año 1995.

Investigadores del Conicet, personal retirado del SPF, ex funcionarios y expertos en distintas áreas del sistema penitenciario se reunieron en el Polo Científico Tecnológico para discutir los alcances de la nueva propuesta, a la que tacharon como un “retroceso” en materia penal y señalaron la necesidad de retomar el plan anterior, aunque con actualizaciones. “La idea es generar una nueva propuesta de gestión a partir de nuestra preocupación sobre el estado y la situación de las cárceles a nivel general, y del SPF en particular. Pensamos que el Plan Director es mucho mejor que la propuesta de Garavano”, dijo Natalia Ojeda, investigadora y directora del Cusam, el Centro Universitario de la Universidad Nacional de San Martín que funciona dentro de la Unidad Penal Nº 48 de José León Suárez. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de «share» o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com