Marco Galán: «Sin la expropiación se perdería la soberanía alimentaria»

Este Miércoles 24 de junio se llevará adelante una Jornada Nacional de lucha en diferentes puntos del país en apoyo a la intervención y expropiación del grupo Vicetin.                  

En Córdoba desde las 12 hs. en cada barrio, se desarrollará la jornada bajo la consigna «Banderazo y Ollas Populares». Convocan Organizaciones Populares y sectores del  Trabajo.

El dirigente del Movimiento Carlos Mugica y Director de Radio La Ranchada, Marco Galán, señaló que «Para nosotros hay tres o cuatro cosas que son claves. Por un lado, es una empresa que está en quiebra y que le está debiendo al estado nacional, al Banco Nación fundamentalmente, casi 20 mil millones de pesos».

Además, el dirigente destacaba que Vicentin «no está produciendo actualmente, está paralizada, hay 7.000 puestos de trabajo que se estarían por perder, pero más allá de eso, porque hay muchos puestos de trabajo que en Argentina están en riesgo, podríamos discutir eso, es una empresa que se dedica a producir y comprar alimentos. Cuando digo producir es porque la que acopia cereales fundamentalmente, produce harinas y produce aceites, como dos de los productos de los a cuales se ha dedicado Vicentin el último tiempo, además de la producción de carne.

«Cuando nos concentramos en la capacidad de producción de harinas , de aceite y carne, nos damos cuenta que si esta empresa se pierde o es comparada por alguna multinacional, Argentina pasaría a perder autonomía o soberanía, que a muchos le molesta esta palabra, cuando en realidad nos deberíamos sentir muy orgullosos, de sentirnos soberanos y disponer de nuestros propios recursos».

«En ese sentido nosotros pensamos que si el estado la interviene en el modelo que se define, que puede ser una empresa mixta con participación de las cooperativas de productores, con participación de algunos sectores privados, pero fundamentalmente con la participación del estado dirigiendo esa política. Nosotros podemos garantizarnos como argentinos el autoabastecimiento fundamentalmente de harina, de aceite, de carnes, que son productos básicos de la canasta alimentaria y que esos productos puedan ser regulados en relación a sus precios en función de las necesidades que tienen amplios sectores populares», señalaba Galán.