Más de un centenar de internos de 13 cárceles se convirtieron en alfabetizadores

Más de un centenar de personas privadas de la libertad de 13 cárceles bonaerenses se convirtieron en alfabetizadores voluntarios, en el marco de las actividades educativas que se impulsan desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

En representación de los 129 egresados, nueve internos de diferentes pabellones de la Unidad 9 La Plata recibieron sus diplomas certificados por la organización sin fines de lucro Alfalit y por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Los cursos, que se dictaron simultáneamente en las Unidades 1 y 25 de Olmos, 8 y 33 de Los Hornos, 9 de La Plata, 18 de Gorina, 2, 27 y 38 de Sierra Chica, 3 de San Nicolás y 21, 41 y 57 de Campana, se extendieron durante un mes y medio. En tanto, los encuentros se realizaron virtualmente, en su mayoría, dos veces a la semana.

Andrés, quien comenzó a estudiar el Profesorado en Historia de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) en contexto de encierro y también se inscribió para aprender a alfabetizar, obtuvo su certificación y expresó que “es una oportunidad muy grande para nosotros respecto a la inclusión”.

“Es muy importante saber enseñar a compañeros a leer y a escribir, pero también es fundamental para el afuera, porque el día de mañana podemos llegar a evitar que muchos chicos y chicas terminen privados de su libertad”, dijo.

“Es muy importante saber enseñar a compañeros a leer y a escribir, pero también es fundamental para el afuera, porque el día de mañana podemos llegar a evitar que muchos chicos y chicas terminen privados de su libertad”ANDRÉS, ALFABETIZADOR VOLUNTARIO

La iniciativa es impulsada por la Dirección de Deporte y Cultura de la Dirección Provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la colaboración de la Dirección de Cultura y Deporte de la Subdirección General de Educación dependiente de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El director provincial de Políticas de Inclusión, Marcelo Iafolla, resaltó que se debe ser “permeable para escuchar a las personas que se encuentran privadas de la libertad, a fin de poder generar políticas públicas que modifiquen la realidad”.

“A partir de esta iniciativa, debemos multiplicar y generar la mayor cantidad de conexiones humanas posibles”, apuntó.

En tanto, la directora de Deporte y Cultura de la cartera de Justicia bonaerense, Claudia Rodríguez, indicó que “el hecho de que haya personas privadas de la libertad iletradas nos hace ver que crecieron excluidos de enseñanzas estructurales que forman al individuo”.

“Por eso, el tiempo que transcurre mientras cumplen la condena debe ser para que, respetándolos como ciudadanos de derechos, se les enseñe también a serlo”, agregó.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts