Millonario Robo a un banco: Guardia de complejo esperanza involucrado.

La justicia de bs as lo acusa de integrar una banda de delincuentes, desde aquel robo hasta ahora siguió trabajando con normalidad

En Complejo Esperanza, en centro para adolescentes menores de 18 años en conflicto con la ley penal, aseguran estar sorprendidos y esperan que todo sea un mal entendido, por lo que uno de sus guardias aparentemente estaría involucrado en una banda de delincuentes.

La detención ordenada en Buenos Aires el pasado martes contra un guardia de este centro ubicado en la periferia sur de la ciudad de Córdoba no deja de generar impacto puertas adentro de la Secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).

El guardia está acusado de haber formado parte de la banda que hace seis meses perpetró un millonario asalto en una sucursal bancaria de Santander Río de Lomas del Mirador, en el partido de La Matanza, en el conurbano bonaerense.

En aquel episodio registrado el 29 de abril, dos delincuentes que simularon ser clientes terminaron por extraer armas de fuego y se alzaron con cerca de cinco millones de pesos en efectivo. En la calle, un tercer cómplice los esperaba arriba de un auto.

Dos de los sospechosos cayeron semanas después (uno involucrado en otro resonante golpe contra un banco), mientras que el guardia cordobés fue capturado en su domicilio de la ciudad de Córdoba el martes de la semana pasada.

Si bien había trascendido que el día del robo el guardia había pedido tomarse el día, fuentes de la Senaf indicaron que en realidad aquella jornada él tenía franco. Desde entonces, continuó trabajando en su puesto habitual, hasta que el martes pasado no se presentó.

Las autoridades hasta ahora le iniciaron un sumario administrativo por falta injustificada, ya que aún desde la Justicia de Buenos Aires no se comunicaron con la Senaf para ponerla al tanto de la situación legal.

El guardia detenido en Buenos Aires tiene más de 14 años de antigüedad en su puesto y hasta hace pocos días continuaba en funciones dentro del instituto ex Nuevo Sol, uno de los centros en los que se divide Complejo Esperanza.

Por eso, para nadie era un desconocido. Y hoy todos reiteran que jamás tuvo una falta administrativa y que su legajo es impecable.

A. Z. (49), como lo identificó la Justicia de Buenos Aires (por ahora su identidad completa se mantiene en reserva), fue allanado por agentes de la Dirección de Casos Especiales de la Policía Bonaerense junto con un grupo de efectivos locales que actuaron como apoyo, en su domicilio de barrio San Carlos de Horizonte, al sur de la ciudad de Córdoba, donde quedó detenido. Le secuestraron un auto Renault Clio, una tablet y un teléfono celular, entre otros elementos.

Quedó a disposición de la UFI N° 11 del Departamento Judicial de La Matanza.
*foto ilustrativa