Otro caso de gatillo fácil le quita la vida a un joven de barrio Parque Horizonte

Un joven de 17 años murió en la madrugada del jueves en medio de una persecución policial en la ciudad de Córdoba. Posteriormente, la Justicia de Córdoba ordenó la detención de dos de los cuatro policías implicados en la persecución.

El adolescente asesinado fue identificado como Valentino Blas Correas, de solo 17 años y con domicilio en barrio Parque Horizonte, en la zona sur de la Ciudad Capital.

La muerte se produjo en Chacabuco y Corrientes cuando un disparo, que podría haber salido de un arma policial, alcanzó a Blas, quien se dirigía en un Fiat Argo color blanco con otras dos personas.

La causa está siendo investigada por el fiscal José Alberto Mana y según la primera información, el joven no tendría antecedentes penales y habría estado dirigiéndose a un bar con sus amigos.

El abogado y allegado de la familia, Cristian Báez, dijo a Cadena 3 que el auto habría pasado un control policial en la Plaza de las Américas y que “ahí habría habido una balacera”.

Es el segundo presunto caso de gatillo fácil ocurrido este año en Córdoba ya que hace poco fueron imputados dos agentes por el homicidio calificado de José Ávila, quien fuera hallado asesinado en una vivienda de Villa El Libertador a principios de julio.

La versión policial

El comisario mayor Gonzalo Cumplido, subdirector general de Seguridad Capital – Zona Sur, confirmó a los medios que “los disparos fueron efectuados por personal policial“.

Todo comenzó cerca de la medianoche, cuando “el Fiat Argo, que circulaba a alta velocidad, evadió un control en la zona de Canal 8“, en la zona sur de la ciudad.

De inmediato se montó un operativo para dar con el vehículo de color blanco. En la región de la Plaza de las Américas, el rodado fue alcanzado, y se produjo una balacera que -según Cumplido- fue protagonizada, en principio, sólo por efectivos de la fuerza.

El Fiat continuó con su fuga, hasta la intersección de Chacabuco y Corrientes, donde la Policía observó a una pareja de jóvenes con otro menor, de 17 años, malherido.

Cumplido indicó que la víctima recibió asistencia de médicos del servicio de emergencia municipal 107, pero que dejó de existir en el lugar.

“Sabemos que en algún momento, los jóvenes le refirieron al personal policial que mientras iban a la casa de alguien, en la zona de Canal 8, se les aproximaron dos sujetos en motocicleta, lo que ellos entendieron que iban a ser robados. Inclusive, señalaron que les dieron una patada al auto y que por eso emprendieron la huida”, contó el comisario.

Efectivos imputados

El fiscal José Mana imputó a los agentes por el delito de “homicidio calificado agravado” ya que según la reconstrucción del hecho por la Fiscalía un auto ocupado por jóvenes intentó esquivar un control policial y que los dos policías dispararon.

“El personal policial habría efectuado cuatro o cinco disparos. Uno dio en la espalda de uno de los ocupantes”, agregaron desde la fiscalía.

En el procedimiento se secuestró un arma en la vía pública “que habría sido arrojada desde el auto”. Los familiares y amigos de la víctima señalan que “fue plantada por la Policía” para simular un intercambio de disparos que no hubo.

Otra de las hipótesis de la investigación asegura que los jóvenes habrían querido ingresar al adolescente herido en el Sanatorio Aconcagua, ubicado en Chabuco al 500.

Sin embargo, como desde la clínica privada se negaron a recibirlo, el conductor estacionó el vehículo en Chabuco y Corrientes a la espera de la Policía.

Fuente: La Décima web

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts