La tradicional Peregrinación Juvenil a Luján, una de las mayores manifestaciones de fe de la Iglesia Católica Argentina, se realizó ayer en forma virtual, a causa de la pandemia del coronavirus, y fue seguida por miles de fieles a través desde redes sociales.

El Papa Francisco acompañó la peregrinación desde el Vaticano al enviar una misiva en la que se mostró «triste y apesumbrado» por los problemas creados por la pandemia, además de la gente que se enferma y «tantos muertos.

Desde las 6 y hasta la medianoche del sábado, y bajo el lema «Madre, abrázanos. Queremos seguir caminando», se llevó a cabo una transmisión para acompañar la edición número 46 de la peregrinación al santuario nacional de Luján y la primera virtual.

La misa central se celebró a las 19 y fue presidida por el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, quien pidió a la Virgen «protección a las familias humanas y a la Argentina de esta prueba que tanto dolor nos causa», al hacer referencia a la pandemia del coronavirus.

Antes, a las 18 se había rezado el rosario desde la Basílica de Luján , mientras que a lo largo del día se compartieron testimonios de los organizadores, como así también de peregrinos, sacerdotes, laicos, religiosos, servidores de los puestos de apoyo, y obispos de todo el país, quienes darán su testimonio de lo que significa Luján para la fe popular del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here