Personas privadas de libertad de las cárceles de Olmos y de la Unidad 9 de La Plata restauraron sillas de ruedas, mesas y sillas y confeccionaron juegos didácticos para los niños y adolescentes internados en el Hospital San Lucas.

La donación se realizó ayer en la sede del nosocomio ubicado en la localidad de Lisandro Olmos donde viven 25 niños y adultos con discapacidades severas múltiples bajo la modalidad hospital – hogar.

Se trató de un emprendimiento enmarcado en el programa “Más Trabajo, menos Reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Además, a través de la coordinación de la Dirección de Niñez en Contexto de Encierro del Servicio Penitenciario Bonaerense se acordó que las cárceles que conforman el Complejo Olmos se conviertan en padrinos del Hospital San Lucas.

De esta manera, las autoridades de las Unidades 1, 22, 25 y 26 de Lisandro Olmos van a estar a disposición del nosocomio para ayudar en todo lo que necesitan y se pueda ayudar desde los establecimientos carcelarios.

Todos los trabajos fueron llevados adelante por personas privadas de su libertad que previamente fueron capacitadas en cursos que les ofrecen herramientas para su reinserción social.

Cabe destacar que las actividades de capacitación y laborales se coordinan en las cárceles a través de la Subdirección General de Trabajo y la Dirección General de Asistencia y Tratamiento.

El Hospital San Lucas, ubicado en 52 y 191, se especializa en discapacidad intelectual y motora, y brinda una atención integral a cada uno de los pacientes internados a partir de un abordaje interdisciplinario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here