ReNATEP superó los cien mil registros, en su mayoría de mujeres

Más de 100 mil personas se inscribieron ya en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP). La iniciativa, impulsada desde el Ministerio, apunta a conocer de manera detallada la situación laboral de un importante sector que comprende a unas 6 millones de personas.

Según el director nacional de Economía Social y Desarrollo Local, Pablo Chena, el balance de los pocos días que lleva en marcha el registro, el cual se abrió el 7 de julio, es más que positivo: “Pese a que estamos iniciando de manera gradual, por ahora solamente vía página web, en poco tiempo ya tiene un caudal de inscriptos interesante”, destacó.

En una segunda etapa, está prevista una Aplicación (App) para descargar en teléfonos móviles y también una serie de operativos de registración en el territorio a través de un grupo de promotores que no solo buscarán robustecer al ReNaTEP sino que, también, funcionarán como tutores para la inscripción fiscal y el asesoramiento en la inclusión financiera.

“La idea es que vayan acompañando a estos trabajadores y trabajadoras de la economía popular en el camino de la formalización. La registración es un primer escalón de una escalera que busca llevar a este sector a un nivel de formalización similar al de la economía tradicional”, explicó Chena.

La inscripción otorga un certificado que reconoce a los inscriptos como trabajadores y trabajadoras de la economía popular, que les posibilitará acreditar en otros programas del Ministerio como el Potenciar Trabajo. “Esto incentiva la registración en un sector de alta informalidad, en el que no hay una cultura de inscribirse en entes relacionados al Estado, sino solamente a programas sociales”, dijo.

Lo importante del ReNaTEP para Chena es que “reivindica al trabajo como ordenador social” en un sector que para la estadística tradicional está compuesto fundamentalmente por inactivos, desocupados o, a lo sumo, trabajadores informales.

“Este registro tiene una concepción totalmente distinta viene a reconocer el trabajo y lo hace desde la política pública como un primer paso en el camino a la formalización”, dijo.