Se informa la desaparición de un arma 9MM en la UCA

URGENTE: DESAPARECIÓ UNA 9MM EN LA UCA, LA NOTICIA SE CONOCIÓ HACE POCOS MOMENTOS

Desde la página de Facebook de Rebelión se dió a conocer la siguiente información respecto de la desaparición de un arma con el siguiente texto:

«Si no hay gente. Si la gente que hay está reventada. Si van a laburar con miedo. Si los jefes los dejan en bolas ante la pandemia.
Si pasa todo eso, los controles se relajan, se resienten, se diluyen. Las responsabilidades se desdibujan, los roles se desvanecen.
Y así fue como el fin de semana desapareció una pistola 9 mm con cargador y 50 proyectiles.
«
«Fue en la UCA, que a esta altura es prácticamente una CÁRCEL COVID.
Obviamente que no se sabe quién, ni cómo.
«
«Lo que sí se sabe, al menos a esta altura, es que las miradas y las responsabilidades fueron cargadas sobre la Oficial Toledo, oficial de guardia, que aparentemente omitió algunas cuestiones claves en el proceder de rutina. Toledo es pareja actual del alcaide Hugo Pereyra, director de Trabajo en la Dirección General, en la sede del SPC.
La novedad se conoció el sábado a las 9 de la mañana cuando fueron a hacer el control de la sala de armas. El problema es que la oficial Toledo se había retirado más temprano que el turno que le correspondía, y cuando las empleadas Leiría y García tomaron posesión, su compañera ya no estaba.
«
«El problema es que en las actuales condiciones, con mucho personal faltante y con exceso de encarcelados, los puestos se van cubriendo a medida que van llegando los empleados. «Cuando los milicos llegaron a sus puestos», me contaba un empleado, «se dieron con que los puestos estaban levantados y las cosas en la sala de armas». El problema es que mientras ese personal estaba cubriendo su turno «saltó que la pistola que estaba en el puesto no era la que correspondía, estaba cambiada», comentó.
Recién a las 9 de la mañana del sábado lograron tener más o menos las cosas organizadas, entonces fueron a la sala de armas para retirar la pistola que correspondía, y «ahí se dieron con que faltaba una 9 milímetros con el cargador y una caja de 50 proyectiles».

«En principio, no sería un arma de los puestos sino «una que se usaba para las custodias, para hacer comisiones».
Se la llevaron de la sala de armas.
No se sabe en manos de quién está.
¿Y ahora?
«

Fuente: Facebook Rebelión

Foto: ilustrativa