Situación sanitaria en Córdoba desde las voces de los movimientos populares

0
148

Desde el Movimiento Carlos Mugica nos comentan como se vive la crisis sanitaria en los barrios populares de Córdoba.

Soledad Bustamante, referente del Movimiento Carlos Mugica (UTEP), en la Asociación Civil I.V.A.N.A B° 23 de Abril, nos cuenta como es la situación sanitaria en el barrio: «En el barrio 23 de Abril nos tocó muy duro, desde hace ya 2 meses. Han fallecido compañeras de Comisión, maridos de compañeras, hemos estado aisladas algunas de las que trabajamos en el comedor. Ha sido muy duro, desde nuestro lugar hemos estado acompañando a todas las personas que están pasando por el tema de la pandemia y lo hemos hecho hasta que tuvimos que cerrar el mes pasado porque nos empezamos a contagiar nosotras y a fallecer familiares«, nos cuenta apenada Soledad y agrega: «Acá hay mucho contagio todavía, hay pocos controles y por eso sigue habiendo«.

Continuando, Soledad se refirió al accionar que tuvieron durante el pico de contagios que sufrió el barrio: «Desde Marzo nos tomamos el compromiso de acompañar a todas las familias, así sean beneficiarios o no de la institución. Los acompañamos con el alimento y llevando mercadería; es la forma que tenemos de contener y acompañar a las familias. Hemos tenido dificultades, porque superamos el gasto que tenemos regularmente, por lo que tuvo que bajar la calidad del alimento que nosotros hacemos. Hemos tenido poca ayuda con los elementos de seguridad, una sola vez nos mandaron un kit de alcohol en el gel y algunos elementos más. El movimiento Mugica nos ha estado ayudando con alcohol en gel, barbijos, mascarillas y todas esas cosas; lo que nos hace mucha falta son las bolsas de consorcio y bandejas para los alimentos. Lo que es alimentos, de parte del Estado provincial no hemos tenido ayuda, si de Nación ha estado acompañando«.

Con respecto al acceso a salud de los vecinos y vecinas, Bustamante nos cuenta: «Yo estuve aislada por contacto estrecho y desde el COE nunca aparecieron para preguntarme si necesitaba algo, me aislaron y se olvidaron de mi. No hemos tenido una buena respuesta desde salud, entiendo que están rebalsados, pero no se pueden olvidar así de nosotros. De un momento para otro, el grupo que estaba como referentes del COE se empezó a borrar, el COE se borró, no me gusta nada como vienen trabajando«.

Para finalizar, la referenta se refirió a las medidas en las cuales se debería avanzar para un mejor cuidado: «Las medidas están bien, para mi tenemos que seguir cumpliendo el aislamiento y evitar las juntas. Pero acá en el barrio nosotros vemos, que los chicos se siguen juntando en la calle, la policía pasa y les dice pero tampoco se puede involucrar mucho. En ese sentido pasa mucho por la conciencia de las personas, no toman conciencia hasta que no les toque vivirlo de cerca, como nos pasó a la mayoría. Las medidas de concientización son las bases y están bien; pero también hay hambre y la gente tiene que salir a rebuscárselas» y cerró: «Hay muchas políticas que se podrían hacer trabajando con las organizaciones«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here